Adujeron “problemas de agenda”. El Gobierno quiere que resignen margen de ganancia que escalaría al 40%.

“El que calla otorga”, dice el dicho popular. Esta frase podría aplicarse a lo que ocurrió este miércoles. El Gobierno, preocupado por la crisis del sector lácteo, convocó de urgencia a los directivos de las principales cadenas de supermercados para analizar la distorsión vigente en los precios de la leche.

Pero lo más curioso es el justificativo que utilizaron los supermercadistas para no asistir a dicho encuentro. Es que, increíblemente, los representantes de las empresas adujeron “problemas de agenda” y evitaron entonces un posible encontronazo cara a cara con el macrismo.

Así, la reunión entre el ministro de Agroindustria Ricardo Buryaile y los supermercadistas se tuvo que postergar hasta nuevo aviso aunque, fuentes oficiales consultadas por La Política Online, confiaron en que el encuentro podría realizarse la semana que viene.

Las negociaciones no son fáciles. Al parecer, tras un estudio de la cadena de valor láctea, en la Casa Rosada pretenden que los supermercados resignen un porcentaje del margen de ganancia que reciben por la venta de leche (que rondaría el 40% sobre un precio final de $ 15).

De esta manera, la idea es que esa porción de ingresos que resignarían los supermercados se traslade directamente a los tamberos que actualmente están cobrando entre $ 2,50 y $ 2,80 por litro (para que la actividad sea rentable se calcula que el valor debería rondar los $ 4,00).

El tema es que fuentes del sector reconocen que no será nada sencillo convencer a los supermercados de prestarse a esta maniobra. “Siempre encuentran la manera de ceder por un lado y ganar por otro”, comentó a este medio un especialista en la materia.

Sucede que en el sector está claro que, en caso de que los supermercados acepten perder un porcentaje del margen de ganancia que tienen por la venta de leche, podrían aumentar los precios de otros productos lácteos (como quesos, mantecas y cremas, etcétera).

En este contexto, el intento de negociación del Gobierno con los supermercados se da en medio de la amenaza de Federación Agraria (FAA) de convocar a una jornada nacional de protesta sino aparecen soluciones inmediatas para los tamberos (el lunes pasado se movilizaron en Villa María).

Como sea, este miércoles se oficializó la segunda tanda de compensaciones oficiales para productores lecheros (la ayuda consiste en un subsidio de 40 centavos por litro por los primeros 3000 litros diarios de producción entre octubre, noviembre y diciembre de 2015).

Por último, se conoció que SanCor acordó con el gobierno de Venezuela la exportación de 40.000 toneladas de leche en polvo que podrían ser útiles para descomprimir el mercado interno, aunque, no está claro en qué plazos se darían dichas operaciones de venta.
http://www.lapoliticaonline.com

… Andate